Estilo de vida saludable y prevencion de obesidad infantil
  •        info@psicree.com

  • (81)8334 0421  8334 8421

¿Cómo estoy alimentando a mi hijo? ¿Promuevo la práctica de actividad física entre los miembros de mi familia siendo yo el ejemplo? ¿Qué tan frecuentemente motivo el esparcimiento y la relajación en mi persona y en los que me rodean?

Son 3 sencillas preguntas pero a la vez, en ocasiones difíciles de responder, que todos los padres de familia deberíamos hacernos frecuentemente a fin de hacer conciencia acerca del estilo de vida que tenemos y promovemos en nuestros hijos.

Sería ideal que la mayoría de los seres humanos tomáramos muy en cuenta los 3 elementos principales de un estilo de vida saludable, el primero de ellos es la alimentación correcta, la práctica de actividad física y un adecuado manejo de las emociones, a continuación abordaremos cada uno de estos aspectos más a detalle.

Alimentación correcta

Una de las principales recomendaciones de los expertos en nutrición en México es tener como Guía el Plato del Bien comer, el cual recomienda combinar todos los grupos de alimentos en cada uno de los tiempos de comida que realizamos durante el día, además nuestra dieta debe cumplir con ciertas características tales como: completa, equilibrada, inocua, suficiente y variada, de preferencia comiendo 5 veces al día.

Actividad física

Se recomienda reducir el tiempo que pasamos frente a la televisión o la computadora a una a dos horas diarias en los niños en edad preescolar y escolar; además incrementar el tiempo de caminata diaria asistiendo a lugares cercanos como el colegio y otras actividades sociales a pie o utilizando la bicicleta. Es importante practicar actividad física en familia paseando juntos o planeando juegos divertidos con el equipo adecuado.

Manejo de las emociones

Es muy recomendable ayudar a nuestros niños a identificar y validar sus sensaciones y emociones, además de enseñarles reglas emocionales en las que hagamos conciencia de que es válido enojarse o molestarse siempre y cuando no nos dañemos a nosotros mismos, ni a las cosas ni a los que me rodean, favoreciendo así un equilibrio emocional.

Live Help